La semana santa de lorca vuelve a la normalidad tras el terremoto de 2011

por
en Noticias

Casi tres años después del terremoto las sedes religiosas de las cofradías aún no están recuperadas de los daños que sufrieron por los movimientos símicos de aquellos días. Sin embargo, la próxima Semana Santa será la primera en que todos los tronos de las cofradías saldrán desde sus sedes religiosas. De las cinco iglesias (Capilla del Rosario, San Francisco, San Cristóbal, El Carmen y Colegiata de San Patricio) procesionarán 19 tronos, imágenes titulares del Paso Blanco, Paso Azul, Paso Encarnado, Paso Morado, Paso Negro y Archicofradía de Jesús Resucitado.
El primer templo en recuperarse fue la iglesia de San Francisco, sede religiosa de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, aunque aún restan trabajos de rehabilitación del conjunto de retablos barrocos de su interior y de su torre campanario. De San Francisco saldrán tres tronos en procesión, el de la Santísima Virgen de los Dolores, el del Cristo de la Buena Muerte y el del Misterio de la Coronación de Espinas de Nuestro Señor Jesucristo.
Las obras de la iglesia de San Cristóbal, en el Barrio, sede religiosa de la Archicofradía del Santísimo Cristo de la Sangre, Paso Encarnado, aunque finalizaron el verano pasado aún no están inauguradas. La conclusión del arreglo del templo permitirá la salida procesional de su imagen titular el Santísimo Cristo de la Sangre, de Nuestro Señor Jesús de la Penitencia y de la Santísima Virgen de la Soledad. El año pasado ya lo hicieron, aunque desde un templo acotado al que solo tuvieron acceso los costaleros.
La Capilla del Rosario vuelve a lucir también en todo su esplendor tras las obras acometidas por los daños de los seísmos. El templo fue bendecido a comienzos del pasado noviembre en uno de los momentos más emotivos para los blancos. La sede religiosa del Paso Blanco será testigo en unas semanas de la salida procesional de la Santísima Virgen de la Amargura, de San Juan Evangelista, el Cristo del Rescate, la Santa Mujer Verónica y el Cristo de la Oración en el Huerto. Lo harán desde una capilla que ha recuperado no solo la estabilidad del edificio, sino también sus fachadas, cubiertas y bienes muebles y elementos decorativos que resultaron dañados por los terremotos.
La iglesia de Nuestra Señora del Carmen, sede religiosa de la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, volverá a abrirse tras los seísmos. Lo hará de forma puntual, únicamente para los días de Semana Santa, ya que las obras de rehabilitación del templo deben continuar hasta su conclusión. El Carmen será habilitado para permitir la entronización y salida de los tronos del Paso Morado, el Santísimo Cristo del Perdón, la Santa Cena, la Santísima Virgen de la Piedad, El Calvario y el Cristo de la Misericordia. Será un momento único, ya que desde los terremotos las salidas se han producido desde una carpa situada frente al templo, en la zona conocida como “Los poyos de Molina”.
Y la Colegiata de San Patricio, sede religiosa que comparten el Paso Negro y la Archicofradía de Jesús Resucitado, continúa cerrada y con las obras paralizadas desde hace un año. Se habilitará un espacio en el trascoro para las salidas procesionales de la Santísima Virgen de la Soledad y de Jesús Resucitado y la Santísima Virgen de la Encarnación, imágenes titulares, respectivamente de las dos cofradías. Del atrio habrá que retirar arbustos y arrastres de las últimas lluvias antes de las procesiones.