Paso azul y Paso Blanco anunciaron ayer su participación en la semana santa de lorca

La Semana Santa lorquina dio comienzo ayer con el que se considera primer acto oficial, el “Anuncio”. Azules y blancos se echaron a la calle para “proclamar” su participación en los desfiles bíblico pasionales. Lorquinos y visitantes acudieron por miles a las convocatorias del Paso Azul y del Paso Blanco que este año han sido las más multitudinarias de cuantas se recuerdan.
Hay cantera, como quedó ayer patente tanto en el “Anuncio” de blancos, como de azules. Cientos de niños y jóvenes lucieron el pañuelo con su color mientras gritaban una y otra vez vivas y eran alzados a lo más alto por otros. Y en los cochecitos muchos bebés seguían el ritmo de “El Tres” y “Las Caretas” que interpretaban las bandas del Paso Blanco y del Paso Azul, respectivamente.
La Hermandad de Labradores, Paso Azul, fue la primera en echarse a la calle. Lo hizo poco después del mediodía. A esa hora la calle Nogalte estaba repleta de público que esperaba ansioso el inicio del recorrido. La recogida de banderas se llevó a cabo en la Casa Museo. Desde allí, la marea azul transitó las principales calles del centro para regresar nuevamente a San Francisco. La Agrupación Musical Mater Dolorosa interpretó varias piezas dedicadas a la Virgen de los Dolores y algunos de los estrenos con los que participarán en los desfiles bíblico pasionales.
El Muy Ilustre Cabildo de Nuestra Señora la Virgen de la Amargura en la Real e Ilustre Orden Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario, Paso Blanco, hizo su “Anuncio” por la tarde. Desde mucho antes de que se iniciará, a las ocho de la tarde, la calle Santo Domingo aparecía abarrotada de público expectante por ver salir las banderas que encabezaron el recorrido blanco. Los vivas se repitieron una y otra vez y desde muchos balcones seguidores mayores de la cofradía mostraban pañuelos blancos mientras se emocionaban al paso de la comitiva. De vuelta al Conjunto Monumental de Santo Domingo, la Agrupación Musical de la Virgen de la Amargura interpretó varias piezas dedicadas a sus sagrados titulares.
El próximo acto marcado en el calendario será el viernes en que la marquesa de la Ría de Ribadeo y Grande de España, Pilar Ibáñez Martín Mellado, leerá en la iglesia de San Mateo el pregón de la Semana Santa.