VIERNES SANTO, 18 DE ABRIL

por
en Semana santa
A LAS 10:30H.

PROCESIÓN PENITENCIAL DEL VÍA CRUCIS
Privativa de la Cofradía de Nuestro Señor Jesús Nazareno el Cristo del Perdón (Paso Morado). Sale de nuevo desde la fachada del Colegio de San Francisco, donde se encuentra la Primera Estación del Vía Crucis y se dirige hasta la Ermita de la Misericordia, ubicada en un montículo exterior al casco urbano que los lorquinos conocemos como el “monte del Calvario”. Junto con varias capillas más del s. XVII, forma el Conjunto Monumental del Calvario, declarado Bien de Interés Cultural.

Esta antíquisima procesión de penitencia y oración se distingue ante todo por su austeridad penitencial y el sobrio recogimiento que los cientos de penitentes anónimos investidos con la sencilla túnica morada, oculto el rostro, muestran en la subida al Calvario cargados con sus cruces al hombro. Acompañan así y rezan a las Veneradas Imágenes en trono de andas de San Juan Evangelista, la Inmaculada Virgen de los Dolores y “Nuestro Señor Jesús Nazareno del Socorro”. Un “rezaor” recita unas oraciones transmitidas oralmente de generación en generación desde el siglo XVIII, que describen cada una de las catorce estaciones del VÍA CRUCIS, piadosa práctica de Cuaresma que se remonta al año 1600 (PASO MORADO).

A LAS 17:00H.

CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR
En la Igleisa de San Cristóbal (PASO ENCARNADO).

A LAS 17:30H.

CELEBRACIÓN DE LA PASIÓN DEL SEÑOR
En la Capilla de las Siervas de María, en la calle Pérez Casas (PASO MORADO).

A LAS 20:00H.

“CORTEJO BÍBLICO PASIONAL DE LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN”
El Cortejo Bíblico- Pasional de la Historia de la salvación es presidido por el “Muy Ilustre Cabildo de Nuestra Señora la Santísima Virgen María de la Amargura” (Paso Blanco).
Inicia su recorrido en la Capilla del Rosario, formándose a lo largo de las Calles Lope Gisbert, Príncipe Alfonso y Santa Paula, para entrar a las 20’30 aprox. en la Avda. Juan Carlos I, único tramo donde puede contemplarse en su integridad desde los “palcos” o tribunas habilitadas al efecto. En presidencia a las 21.00 h.

El Cortejo del Viernes Santo de Lorca, concebido como un gigantesco auto sacramental a modo de viviente y monumental friso histórico y testamentario, es la culminación de las procesiones lorquinas. En él concurren, por este orden, todas las cofradías a excepción del Resucitado: Encarnados, Morados, Azules, Negros y Blancos. Desfilan todos los grupos histórico-bíblicos que representan los principales hechos del Antiguo Testamento, la Historia Sagrada y los cortejos penitenciales correspondientes a la conmemoración del Día en que Cristo muere en la Cruz.

Hay que resaltar la presencia de las Veneradas Imágenes Titulares de los Pasos Azul y Blanco, en sus advocaciones de Dolorosa y Amargura, cuyos estandartes, mantos y palios constituyen los primeros conjuntos textiles en España que ha sido declarados “Bienes de Interés Cultural”.