Preocupación en el Paso Azul por el hundimiento de los tejados de San Juan

Su presidente dice que los techos del antiguo hospital podrían desplomarse en cualquier momento La cofradía está a la espera de que Cultura apruebe el informe de la recuperación del monumento

El antiguo Hospital de San Juan de Dios sufre un deterioro avanzado que se ha visto agravado durante la última Semana Santa debido a la lluvia. El agua, a pesar de que cayó suavemente, ha provocado el «hundimiento de los tejados», según el presidente de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, José Antonio Ruiz, quien se muestra muy preocupado porque en cualquier momento puedan «desplomarse».

El monumento está pendiente de una rehabilitación integral que podría acometerse a la mayor brevedad, dado el estado de deterioro que sufre, y que podría afectar también a la iglesia de San Francisco, sede religiosa del Paso Azul. «Las cubiertas del antiguo Hospital San Juan de Dios están en muy mal estado. Nos preocupa que en cualquier momento se pueda venir abajo todo el techo», señaló José Antonio Ruiz.

En Cultura obra un informe enviado por la cofradía sobre la rehabilitación de la parte que afecta a la iglesia y, en especial, al Camarín del Altar Mayor, el que ocupa una Purísima. «El tejado de esa zona está hundido y cuando llueve entra el agua llegando hasta el propio camarín», relata el presidente del Paso Azul.

Los daños que ha ocasionado el agua que se filtra por los tejados es visible en la escalera que conduce hasta el Camarín de la Purísima. Las humedades pueden contemplarse en el techo y en las paredes. En el Altar Mayor el agua ha provocado la pérdida de los pigmentos del camarín y daños en la madera que lo recubre.

Pero no sólo esta parte se ha visto afectada, ya que la cúpula central, así como el crucero, muestran grandes grietas. Las más importantes se sitúan sobre los retablos de San Antonio y la Pasión. Estas llegan a afectar incluso a la ornamentación de columnatas. En algunos momentos se abren hasta poder introducir la mano. La cofradía pretende que se actúe de inmediato para evitar más daños en el templo. «Las cubiertas tienen que levantarse en la zona del Camarín de la Purísima porque presentan un deterioro muy grande. Eso evitaría más daños», agrega Ruiz.

En noviembre, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma, José Miguel Noguera, visitó la Ciudad. Durante el encuentro que mantuvo con el alcalde, Francisco Jódar, se anunciaron obras en los camarines de Santa María y San Francisco por valor de 110.000 euros.

La primera actuación, para la que se espera autorización de Cultura y que podría llegar en cualquier momento, será en todo el entorno del Camarín de la Purísima, según el presidente del Paso Azul. «Nuestra intención es que esos trabajos se inicien de inmediato para que estén concluidos en septiembre que pretendemos llevar a cabo la inauguración de la restauración del órgano barroco del templo».

La penúltima fase de la rehabilitación del órgano barroco se iniciará el próximo lunes. Entonces, se espera ¯añade el presidente del Paso Azul¯ que comiencen los trabajos de recuperación de la caja del instrumento. «Deberán estar concluidos a finales de mayo». En esa fecha se espera que se lleve a cabo el montaje de la pieza, «que llevará a los técnicos hasta septiembre», explica.

Además del montaje, se tendrá que ejecutar el «afinado», con lo que el tiempo apremia en estos momentos. «Todo tiene que estar listo para el próximo 15 de septiembre, festividad de los Dolores Gloriosos de la Virgen. Tenemos la firme intención de que ese día, en el transcurso de un acto solemne, el órgano vuelva a sonar».

A la ceremonia está invitado el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, la petición de asistencia se la hizo llegar el propio presidente del Paso Azul en el encuentro que mantuvieron en el Palacio de San Esteban. Entre las solicitudes que le realizó José Antonio Ruiz estaba la de la recuperación del antiguo Hospital de San Juan de Dios para destinar sus dependencias a Museo de Bordados del Paso Azul.

La Salve, 30 años después

Una de las primeras piezas que podrían sonar en el órgano de San Francisco será La Salve a la Virgen de los Dolores, cuyo autor es Juan Antonio Gómez Navarro, el que fuera maestro de capilla de la catedral mezquita de Córdoba. Se trata de uno de los himnos más importantes y emotivos para los cofrades de la Hermandad de Labradores. Hace 30 años que no se interpreta en el órgano, ya que fue entonces cuando dejó de estar en uso.

El órgano de San Francisco data de la primera mitad del siglo XVIII. Tiene influencias de la escuela de Matías Salanova. Se ubicaba sobre una pequeña tribuna en el coro alto de la iglesia del antiguo convento de San francisco. Es de estilo barroco y de autor desconocido. Su última restauración se ejecutó en 1826 y estuvo a cargo de José Martínez Franco. La pieza es de madera de pino policromada y dorada, y su teclado de pino y chapados en hueso. Los sostenidos de nogal, cubiertos de ébano.

Sus dimensiones son de seis metros de altura, 3,02 de ancho y 1,68 de profundidad. Entre sus peculiaridades está que es el único órgano que se conserva en Lorca tras la desaparición de los de San Patricio, San Pedro, San Mateo y Santo Domingo.

Fuente: LaVerdad.es / P. W. R. / P. A.